¿Por qué es importante este recubrimiento de las armaduras de hormigón?

Por dos razones principales, la durabilidad y su correcto aislamiento.
La durabilidad, el recubrimiento es necesario para que la armadura esté protegida del medio ambiente, evitando su corrosión. Si la armadura se corroe o sufre algún ataque químico, como poco se producen manchas de óxido en el hormigón que dan aspecto degradado a la estructura y ensucian los acabados, si existen.  Si además se trata de depósitos de agua potable, las bacterías externas pueden llegar a afectar a la calidad del agua, de ahí que sea tan importante su correcto aislamiento del exterior.
Las placas protectoras para hormigón protegen cualquier construcción, evitando la penetración de humedad e impidiendo la salida de líquidos. Gracias a ellas, las
construcciones de hormigón duran mucho más tiempo.
El hormigón armado es el material de los siglos XX y XXI. Sin embargo, por muy robusto que parezca, el agua y las sustancias químicas a menudo encuentran la manera de infiltrarse en su armadura y perjudicar la estática de la construcción. Las placas protectoras de hormigón adaptadas a este tipo de aplicaciones para protección y rehabilitación hechas con plásticos químicamente estables impiden eficazmente la corrosión del hormigón y, por tanto, prolongan la vida útil de la construcción. Estas placas son ideales para construcciones que soportan altas presiones de las aguas subterráneas o deben cumplir estrictas normas medioambientales.

A continuación os mostramos algunas soluciones técnicas para impermeabilización y protección de depósitos de hormigón, tanto de nueva construcción como en revestimiento de estructuras existentes y que cumplen con la normativa actual, son los sistemas Suregrip, Induktofix e Hydroclick.

Sure Grip: el estándar del sector
Su robustez y su resistencia a las sustancias químicas garantizan décadas de vida útil en el recubrimiento de armaduras de hormigon. Dependiendo de la aplicación concreta, se puede adquirir de un material tan económico como elPE, tan termorresistente como el PP o tan químicamente estable como el ECTFE y el PVDF-FLEX. Sus 420 tacos/m² proporcionan una gran distancia entre tacos de anclaje y, de ese modo, permiten instalar el sistema de forma segura en hormigones de alta granulación (hasta 22 mm).
Ultra Grip: cuando hay presión de agua subterránea
Su diseño cónico patentado provisto de tacos proporciona un agarre insuperable en el hormigón. Gracias a ello, hasta las construcciones que están en contacto con aguas subterráneas se mantienen permanentemente secas, ya que las placas y los tacos
pueden aguantar presiones de agua de hasta 1,75 bar a una temperatura de 20 °C. Cuando las construcciones son grandes, su instalación resulta aún más rápida y económica, ya que las placas de 5 m de anchura, eliminan hasta un 60 % de los cordones de soldadura requeridos habitualmente. Además, Ultra Grip ofrece mayor resistencia a la abrasión y proporciona con ello una vida útil extremadamente larga.
Hydroclick: para disfrutar de agua potable pura
Ideal para revestir depósitos de agua potable nuevos y antiguos, y está absolutamente libre de plastificantes. Su diseño cónico patentado provisto de tacos aumenta la resistencia al esti-
ramiento y es capaz de soportar la presión de salida o las fluctuaciones de temperatura.
El sistema Induktofix
Desarrollado para fijar mecánicamente revestimientos termoplásticos sin que el sistema
de revestimiento penetre en las construcciones de hormigón. Los discos de soldadura Induktofix se pueden colocar en la estructura de hormigón de manera variable o formando una trama determinada. De ese modo se pueden esquivar las armaduras de acero existentes y no es necesaria una nueva soldadura mediante cubiertas encima de los puntos de fijación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.